El increíble escondite secreto de General Motors


Por: Francisco Mejía-Azcárate
En un inmenso y anónimo polígono industrial a media hora al norte del centro de Detroit, la ciudad más grande del estado de Michigan y capital del condado de Wayne, se encuentra el “Salón del Patrimonio” de General Motors. Allí, sin duda, está la mayor colección de vehículos GM, por marca y periodo del mundo. Esta enorme bodega, propiedad de GM, que muy rara vez está abierta al público, tiene en su interior unos 600 vehículos, algunos de ellos fabricados hace más de 100 años. 

“Salón del Patrimonio” de General Motors – Detroit, Michigan
En la empobrecida Detroit, se asiste a un espectáculo de luces y sombras. Son reales las huellas del viejo esplendor por debajo de la actual ‘y visible’ decadencia, en una línea histórica marcada por los vaivenes y las decisiones de la industria automotriz, eje de la economía local, sin embargo, a pesar de eso, existe este magnífico lugar donde se encuentran todos y cada uno de los modelos más emblemáticos e importantes del gigante automovilístico estadounidense. Por ejemplo, hay un hermoso Cadillac Phaeton, modelo 1931, con un enorme motor V-16 de 7.4L, también hay un prototipo eléctrico de los años sesenta, en el cual el vano motor está lleno de paquetes de baterías. Se pueden observar los autos concepto Cadillac Cien, Ciel y Sixteen. Hay un micro-bus de célula de combustible, modelo 1966. Hay un Cadillac Eldorado convertible, modelo 1959, de seis metros de largo con aletas del tamaño de tablas de surfear, también hay un auto de carreras de la década de los sesenta, diseñado para correr en el desierto salado de Bonneville, Utah, y una pared llena de motores V-8 y artilugios decorativos que se remontan a un siglo atrás. Allí también es posible ver el primer auto de concepto fabricado, el hermoso Buick Y-Job de 1938.

Cadillac Phaeton, modelo 1931
Electrovair II Experimental, modelo 1966
Electrovan, modelo 1966 y Electrovair II Experimental, modelo 1966
Hay docenas de Corvettes y Camaros, grandes automóviles Cadillac, bellos Bel Airs y camionetas. Hay cosas que jamás supimos que existieran, como un auto concepto de Chevrolet, modelo 1967, un autobús experimental de celdas de combustible de los años 60, un prototipo ala Delta inspirado en jets ejecutivos, y muchos otros automóviles con largas y puntiagudas aletas. En pocas palabras, esto podría ser la mejor tienda automotriz del planeta, especialmente si te gustan los autos americanos de la posguerra. 

Variedad de Corvettes
Variedad de Camaros
Este “Salón del Patrimonio” es como si fuera el bebé de su creador: Greg Wallace. Greg es el ‘curador y conservador’ de estos vehículos. Cuando estaba trabajando en Cadillac a principios de la década de 1980, Greg se dio cuenta de que nadie vigilaba, ni llevaba un adecuado recuento de vehículos ‘concepto’ y vehículos especiales de GM, muchos de ellos ultra raros, y ​​se empeñó en preservarlos para las generaciones futuras. "Había vehículos de estos haciendo fila para mandarlos hacia el triturador", dice Greg. "El camino más corto y que pone menor resistencia es la máquina trituradora. Por la desidia de algunos directivos pedimos tantos de ellos a lo largo de los años, que nos avergüenza. Simplemente, no queremos perder más".

Greg, que es un ferviente creyente en la escuela de pensamiento dice: 'Para saber dónde estás yendo, debes saber dónde has estado' – Con esto en mente, se dispuso a localizar y adquirir los automóviles Cadillac más significativos que se hubiesen fabricado, un cuidadoso proceso de investigación que lo llevó alrededor del mundo, tratando de localizarlos y visitó desde instalaciones de pruebas abandonadas y viejas fábricas, hasta garajes anónimos, esto sin tener en cuenta el tiempo que pasó buscando en los clasificados de los diarios.


"Comenzamos con la marca Cadillac, primero fueron siete u ocho de ellos", dice Greg. "Y entonces, a finales de la década de 1990, GM vino a mí y me dijo, 'Nos gustaría hacer esto para todas las marcas de la empresa’. Pasamos tres años recolectando vehículos, y en 2005 abrimos este lugar con unos 300 de ellos”. “Guardadas las proporciones fue como hacer un trabajo de arqueología”.

Cuando se le preguntó cuál era el carro con mayor valor en esta enorme colección contestó señalando un viejo y austero carruaje de la ‘Era del Latón’: "Ese es un Oldsmobile Limited, de 1911; solo se conocen tres de ellos y recientemente, uno sin restaurar fue subastado por un poco más de US$ 3.000.000, ¿Pueden imaginar lo que vale este?

Oldsmobile Limited, modelo 1911
Solo haciendo un rápido recuento al mirar lo que hay en esta impresionante bodega es fácil concluir que debe haber cientos de millones, sino billones, de dólares en vehículos insustituibles allí. 

“Aquí todo funciona, incluyendo los de turbina a gas, y la mejor parte de mi trabajo, es que puedo conducir cualquiera de ellos; siempre y cuando pueda meterme en él, téngalo por seguro que lo conduciré” dice Wallace, con una gran sonrisa en su cara. Cada uno de los vehículos de la colección se prende y conduce al menos una vez cada 90 días, generalmente con Wallace al timón. Cuando le preguntan si tiene algún favorito responde: "Ah, son como los niños", sonríe. "Si tienes más de un niño, uno es tu favorito una semana, otro la siguiente. Pero me gustan los que puedo salir y conducir. Las fabricados antes de 1920 son un poco difíciles.

Colección de Buicks
Sin duda este enorme “Salón del Patrimonio” de General Motors, no es simplemente una hipnótica colección de automóviles Cadillac, Buick, Corvette, y camionetas, es más bien un ‘barómetro’ que mide las altas y bajas de la industria automovilística estadounidense en general. La mayoría de los automóviles allí, fueron fabricados entre 1925 y 1982, aunque hay anteriores y posteriores a esos años.

En particular este ‘Salón’, es un testimonio de la extraordinaria creatividad que surgió de los Estados Unidos después de la 2da Guerra Mundial, una era en la que todo parecía posible: los estadounidenses eran más ricos que nunca, la carrera espacial estaba en pleno apogeo y la tecnología tipo “Jetsons”, encontraba su camino hacia los vehículos de la época. "La gente se sentía bien", dice Wallace. "Estábamos volviendo de la guerra; todo era sobre el futuro, y los buenos tiempos que estaban por llegar". Esos buenos tiempos a los que Greg se refiere, están encapsulados por los diseños extravagantes de Harley Earl, quien fuera el ‘Jefe de Estilo’ de GM, desde finales de los años veinte hasta su retiro en 1959. Por ejemplo, el Buick Y-Job fue obra de Earl, el primer automóvil construido únicamente para probar la reacción del público a las nuevas ideas de diseño, automóvil este que después de su exhibición pública, se convirtió en su auto personal y lo conducía a diario. Hay que admitir que la mayoría de las mejores piezas de esta colección de GM son obra de Harley Earl.

Harley Earl, conduciendo el emblemático Buick Y-Job, el primer auto concepto de los EE.UU.
Buick Y-Job, modelo 1938
Y créanlo o no, los más finos de todos son seguramente los tres autos concepto “Firebird” (Firebird I, II y III), una trilogía inspirada en loa aviones de combate, de reacción a chorro, con turbinas a gas, lo que vívidamente demuestra que en la década de 1950, el cielo era el límite para los estadounidenses. Son definitivamente, las piezas centrales de esta gloriosa colección, y posiblemente los mejores autos concepto jamás fabricados. El Firebird III, cuenta con no menos de siete alas y aletas, junto con un dosel de doble burbuja y un joystick en lugar de un volante, oh, y los frenos de aire pop-up. Tiene control de crucero, su diseño era tan avanzado que inclusive hoy, parece futurista, imaginen lo que las multitudes habrían pensado de él en 1959. Ni siquiera cuando el primer prototipo del Lamborghini Countach, fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1971, dejó tantas personas con la boca abierta. 

Vista frontal del GM Firebird III Experimental, modelo 1956
Vista posterior del GM Firebird III Experimental, modelo 1956
Pero si el futurismo de la década de 1950 no lo atrae, aquí, en el “Salón del Patrimonio” de GM, va a encontrar más de un automóvil que lo deslumbre. ¿Cuál es tu favorito?

Tributo luminoso a las diferentes marcas de GM
En este lugar es posible aprender sobre la increíble historia y las raíces de John De Lorean, el legendario ingeniero, creador de este Pontiac Tempest LeMans GTO, para muchos, el vehículo con el que comenzó la era los autos musculosos. El paquete de GTO fue una opción tan popular, que fabricaron 32.450 de ellos con un motor V-8 de 6.4L que generaba 348 HP.

Pontiac Tempest LeMans GTO, modelo 1964
Adicionalmente, está increíble AeroVette, y hay artefactos relacionados con las diferentes marcas y muchas cosas memorables como una amplia colección de coloridos letreros de luces de neón, que nos indican la forma de anunciarse en aquellos días. El Chevrolet Aerovette, fue el último ‘showcar’ de Corvette que fuera supervisado por John DeLorean antes de retirarse de GM, tenía el código interno “Experimental Project 882” (XP-882). De color plateado, con puertas tipo “gullwing”, y un motor V-8 central de configuración transversal. Los ingenieros de Zora Arkus-Duntov construyeron originalmente dos prototipos XP-882 durante 1969, pero John DeLorean, gerente general de Chevrolet, canceló el programa creyendo que era poco práctico y muy costoso.

Chevrolet Aerovette, modelo 1969
El Aerovette, tuvo varias modificaciones y en 1976, se le instaló un motor Chevrolet V-8 de 6.6L (400 pulg²)
Aunque siento una enorme admiración por muchos de los vehículos de GM, incluidas las camionetas, no puedo negar que siento una predilección por el Corvette, y sin dudas mi Corvette favorito de todos los tiempos es el C2 Stingray, de ventana divida, modelo 1963.

El 26 de septiembre de 1962 nació el Corvette C2 Stingray, siendo el primero en usar el sobrenombre Sting Ray, en honor al auto concepto del que se inspiró. En principio la luna o vidrio trasero estaba divido en dos pero para el año modelo 1964 se reemplazó por una única luna. La razón fue por motivos de costos y visibilidad. El Corvette C2, modelo 1963, gozaba por primera vez de una plataforma propia y suspensión trasera independiente. Se implementan en este modelo, la carrocería coupé y los faros delanteros retráctiles por primera vez. En mi opinión, este es uno de los mejores y más bellos diseños automotrices de la historia. Mucho me alegró oír que Chevrolet tomó la decisión de revivir el nombre Stingray en la 7ª generación de Corvette.

Chevrolet Corvette Sting Ray, modelo 1963
Auto Concepto Mako Shark I Corvette, modelo 1961
Colección de autos concepto de Corvette
Fotografía que enseña partes de la enorme bodega que alberga 600 vehículos de cada una de las marcas de GM
Cadillacs precursores y un Cadillac de motor V-16, modelo 1931 (Solo se fabricaron 86 y costaban entonces US$ 6.500)
Cadillac Coupe DeVille, modelo 1949
Cadillac Le Mans, modelo 1949/1950
Cadillac Coupe DeVille, modelo 1955
Cadillac Cyclone Concept. Modelo 1959
Cadillac Sixteen Concept, modelo 2003 // Cadillac Eldorado Biarritz Convertible, modelo 1959
Cadillac Eldorado Biarritz Convertible, modelo 1959 – Motor V-8 de 6.4L y 345 HP
Chevrolet Serie X, modelo 1926 – Chevrolet Depot Hack, modelo 1928
La Suburban Pick-up era una camioneta vendida entre 1955 y 1957. Era esencialmente una versión de GMC de la camioneta Chevrolet Cameo. Tenía guardabarros de fibra de vidrio unidos al volco de carga que estaba fabricado de acero. La camioneta GMC Suburban Pick-up, estaba accionada por un confiable motor V-8 de 5,2L y generaba 180 HP. Aproximadamente 1.000 unidades de la Camioneta GMC Suburban Pick-up fueron producidas entre los años modelo 1955 y 1957.

Camioneta GMC Suburban Pick-up, modelo 1956
Esta carriola Chevrolet Nomad, modelo 1957, es una rara Station Wogon de dos puertas; fue producida de 1955 a 1957, previo al cambio por las carriolas de cuatro puertas. Su planta motriz estaba accionada por un motor V-8 de 4.6L que generaba 220 HP. Sólo se produjeron 6.103 unidades en 1957, y se construyeron 22.375 de ellas durante los tres años en que el modelo estuvo en producción. Hoy son joyas escasas.

Chevrolet Nomad, modelo 1957
El ala de los autos musculosos está muy bien representada por automóviles icónicos de la década de 1970, este maravilloso “dream-team” incluye un Chevrolet Chevelle SS LS7, modelo 1970, un Oldsmobile Cutlass 442, modelo 1970, un Oldsmobile Indianapolis 500 Pace Car, modelo 1972, un Buick Grand Sport GSX, modelo 1970, un poderoso Pontiac GTO, modelo 1969, además de un Chevrolet Nova SS, modelo 1970, y un Buick Regal GNX, modelo 1987.

El Chevrolet Chevelle SS LS6, modelo 1970, es reconocido por su extraordinaria potencia. Es uno de los favoritos de todos los tiempos y en la actualidad son sumamente cotizados, entre los mejores estaba el ‘Chevelle Yenko’, creado por Don Yenko un ‘musculoso’ car con más de 500 HP. En esa época, algunos concesionarios ordenaban el paquete creado por Yenko para venderlos como sus propios súper-deportivos.

Chevrolet Chevelle SS LS6, modelo 1970 
Oldsmobile Cutlass 442, modelo 1970
Los automóviles Oldsmobile fueron elegidos 11 veces como el “Indy 500 Pace Car” entre 1949 y 2001, uno de ellos es este Hurst/Olds Cutlass 4-4-2. Aproximadamente 630 réplicas de este fueron producidas, 130 de ellos convertibles. De ese número, sólo 10 unidades eran convertibles Hurst/Olds con el paquete W30, lo que significaba un motor más potente y un capó con tomas de aire “Ram Air”. Estos 10 estaban accionados por un poderoso motor V-8 de 7.5L y 300 HP.

Oldsmobile Indianapolis 500 Pace Car, modelo 1972
El Buick Skylark fue el primer modelo en llevar la insignia Gran Sport en 1965, pero elGSX apareció en 1970 con un motor V-8 de bloque grande, de 7.5L y 350 HP, con una toma de aire “Ram-Air” sobre el capó y una suspensión deportiva. Sólo 678 unidades de la GSX fueron construidas ese año, de las cuales 500 fueron pintadas Amarillo Saturno y 178 fueron pintadas de Blanco Apolo. 

Buick Grand Sport GSX, modelo 1970
El GTO se convirtió en su propio modelo desde 1966 hasta 1971 (VIN 242 ...). Se convirtió en un paquete de opción de nuevo para el Pontiac Le Mans modelos 1972 y 73, y para 1974, el paquete de opciones de GTO se ofreció en el automóvil de tamaño compacto Pontiac Ventura. El nombre, que fue idea de DeLorean, se inspiró en el Ferrari 250 GTO. Es una abreviatura italiana para ‘Gran Turismo Omologato’, que significa: Oficialmente certificado para competir en la clase Grand Tourer, sin embargo, el GTO nunca fue un "Grand Tourer" certificado para carreras. Internamente fue inicialmente llamado el "Grand Tempest Option".

Pontiac GTO “The Judge”, modelo 1969
El Camaro fue la respuesta de GM al inmensamente popular Ford Mustang, y fue introducido en 1967, con carrocerías coupé y convertible. Ocho motores diferentes se ofrecieron en la edición de 1967, que iban desde un sencillo motor de seis cilindros en línea hasta un poderoso motor V-8 de 396 pulg³. El Indy 500 Pace Car era un Camaro SS con el paquete de apariencia RS, que incluía faros ocultos y estaba accionado por un motor V-8 de 6.5L que generaba 375 HP.

Chevrolet Camaro Indy 500 Pace Car, modelo 1967
El primer Corvette fabricado fue llamado el EX 122 y fue revelado al público una fría noche de invierno en el hotel de Waldorf Astoria, en enero de 1953. El primer Corvette de producción fabricado fue construido el 30 de junio de 1953 en Flint Michigan. Había 300 construidos y estaban solamente disponibles en color ‘Blanco Polo’ con interior deportivo de color rojo. Todos eran convertibles.

Chevrolet Corvette, modelo 1953
GMC Canopy Express, modelo 1951
Con un peso de unos 2.300 kilos, la carriola Buick Estate Wagon, modelo 1976 fue el último vehículo familiar de estas características antes que aparecieran las minivans y los SUV. Su área de carga ofrecía 3.002 litros de volumen, o casi tanto como en un Buick Enclave 2017. Cuando se abría la puerta trasera, esta se deslizaba y escondía en la parte inferior de la carriola, mientras que la ventana trasera se elevaba y escondía en el techo, dejando una enorme abertura. Estaba accionada por un motor V-8 de 7.5L y generaba 205 HP.

Buick Estate Wagon, modelo 1976
La marca Buick celebró su 50 aniversario creando el Skylark, un convertible grande y lujoso basado en la plataforma del Buick Roadmaster. Estaba alimentado por un motor V-8 de 5.3L que generaba 188 HP. Solamente 1640 unidades de este modelo en fueron producidas en 1953.

Buick Skylark, modelo 1953